«

»

Jun 01

Amistad cibernética

Si existiera una biblia sobre la comunicación cibernética empezaría con algo así: Primero fueron las BBS y su reino, FidoNet.

Yo llevo 11 años navegando y alguno mas perdido en esas redes primitivas que eran las BBS y he visto muchos cambios y como este mundo virtual ha ido cambiando poco a poco…

Internet es un mundo virtual que existe “en un espacio indeterminado que se haya entre dos módems” (Menthor) pero no hemos de olvidar que por muy virtual que sea este mundo, las personas que se encuentran mas allá del módem, arrastrando, unas penosamente (Véase mi ejemplo) y otras con mas soltura, sus dedos sobre el teclado son tan reales como el mundo físico del que tratamos de huir por un rato perdiéndonos en una matriz de bits.

El ser humano tiene una capacidad maravillosa para crear e inventar cosas nuevas, cosas increíbles y fascinantes, pero también tiene la rara habilidad de formar sobre ellas una patina de sucio oxido que las afea.

Internet no va a ser menos, por supuesto. La aldea global se hizo real el día que millones de ordenadores de todo el mundo pudieron ser conectados para compartir información en tiempo real, el día en que el ordenador personal dejo de ser propiedad de las grandes corporaciones y la tarifa plana se convirtió en realidad después de no pocas luchas contra los intereses económicos de un estado al que le cuesta saltar al siglo XXI. Pero trajo consigo la masificación y con ello muchas cosas negativas. Términos como pedofilia, terrorismo cibernético o virus pasaron a ser tratados en los telediarios por la difusión que la red les dio y la relevancia social que ello conllevo…

Internet es refugio de bandidos y maleantes, de gente perdida y solitaria en busca de superar su ego mas halla de la traba que supone el superar las expectativas de una sociedad que quizá se ha vuelto demasiado exigente, pero también existen personas ávidas de conocer, de aprender y de crecer un poco adquiriendo experiencias propias o ajenas que el entorno no le puede proporcionar.

Efectivamente una amistad es algo duro y difícil de mantener, algo que en contra de lo que parece pensar la mayoría no te da derechos, sino deberes, pero su calidad no puede estar supeditada al entorno o las condiciones en las que se desarrolla, eso seria echarle la culpa al vecino, sino en la calidad de las personas que la mantienen.

Hace muchos, muchos años, la forma de hacer amigos nuevos se basaba en nuestro querido y odiado a la vez Correos. Esperar semanas y semanas la respuesta a una carta de una persona de Colombia que no conocías llenaba de una cierta inquietud los días y aportaba ese poquito de adrenalina al abrir el buzón cada día esperando encontrar un sello extranjero. Nunca hubiera pensado que la calidad de esas amistades fuera menor por la falta de contacto físico, sino en todo caso, por la falta de calidad personal.

Por lo tanto yo si creo en las amistades sin contacto físico, estoy de acuerdo en que la dificultad se incrementa, pero me niego a creer que TODA la gente que esta detrás de esos nicks sea tan irreal como el mundo desde el que se me presentan.

La amistad no se define con frases que aluden a la intemporeidad, ni por Internet, ni en persona, la amistad va mas allá, es algo que traza un arco en tu corazón sobre el que se sostienen en parte tus ilusiones, añoranzas y esperanzas. La amistad DEBE ser algo que vaya mas allá de lo físico, porque si no la sientes en el corazón, es que no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>